05212019Mar
Last updateMié, 25 Oct 2017 12am

revista g

El Kiosco de la música del parque de Medal.

Publicado en Patrimonio
25 Marzo 2009 by

Una vez reorganizada la Banda de Música, y estando ya en disposición de de actuar ante el público de la villa, en sesión ordinaria del Ayuntamiento de fecha 1 de diciembre de 1901, se plantea la necesidad de construir un kiosco, y así disponer de un escenario digno de sus actuaciones.
Discuten como debe de construirse y hacen números para tasar el coste del templete, llegándose a la conclusión, de que las menesterosas arcas municipales no podrán soportar el desembolso de las 5.000 pesetas en que se evaluó la obra.

Don Cándido Barcia Cotarelo, Regidor Síndico, plantea solicitar contribución por esa cifra, a los hijos del concejo afincados en ultramar, proponiendo que aporten, los residentes en La Habana y Buenos Aires, 2.000 pesetas cada colonia y la de Méjico, las 1.000 pesetas restantes.

Con fecha 2 de Febrero de 1902, el Sr. Alcalde informa a la Corporación de las gestiones realizadas con varias fábricas constructoras, y presenta un proyecto croquis y presupuesto enviado por la fundición Bertrand Hermanos, de Oviedo, que asciende a la cantidad de 8.000 pesetas.

Como quiera que el desvío presupuestario, sobre las cantidades previstas en diciembre pasado, sea considerable, se decide ampliar la solicitud de contribución a los residentes en Mendoza y Montevideo.

El 8 de junio de 1902, el alcalde informa a la Corporación del estado en que se encuentran, en ultramar, las gestiones para recabar los fondos destinados a la construcción del kiosco, y a propuesta del Sr. Regidor Síndico se acuerda:

Nombrar una Comisión presidida por el Sr. Alcalde e investida de las mas amplias facultades para llevar a feliz término la construcción del kiosco para la Banda Municipal de Música.

Que de dicha Comisión formen parte además del Alcalde Don Everardo Villamil, el Secretario del Ayuntamiento Don José A. Méndez Bermúdez, el Teniente Alcalde Don Inocencio Pío Sanjulián, el Concejal D. Ramón Arango y el Juez Municipal D. Baldomero Canal y Camblor.

Se determina la ubicación en donde se emplazará el kiosco.

Proceder a la subasta de la obra, bajo la base de que el conjunto de la misma se ha de ajustar al modelo enviado por la sociedad Santa Ana de Bolueta de Bilbao.

Arturo Bertrand Renard

Que el ayuntamiento correrá, con cargo a los fondos municipales, con la parte de los gastos que no se logre sufragar con la suscripción realizada en América.

Al día siguiente, el 9 de junio, se aprueba el pliego de condiciones, con arreglo a las cuales se sacará a subasta la construcción del kiosco.

El día 10 se fijan al público y se envían al Boletín Oficial, ejemplares del edicto en el que se convoca la subasta.

Esta se celebra el día 30 del mismo mes, en el salón de sesiones de la casa Ayuntamiento de la Villa, comenzando a las 11 de la mañana y admitiendo la presentación de pliegos por un plazo de media hora.

Terminado el plazo el Sr. Presidente abrió el único pliego presentado, y adjudicó la obra a Don Venancio San Martín, vecino de la Villa, quien ofrece construir el kiosco, antes del 10 de Agosto y en la cantidad de 6.342 pesetas con 88 céntimos.

Carlos Bertrand RenardCarlos Bertrand Renard

El 10 de agosto de 1902, personada en la obra la Comisión, acompañada por el maestro de obras Don Atilano Barcia, previo reconocimiento de la misma, declaran la encuentran ajustada al plano y condiciones, y acuerdan que procede recibirla. ¡La Vega de Ribadeo y su Banda de Música ya tenían Kiosco!.

En reunión de la Comisión del 28 de noviembre, se consignan en acta las cantidades recibidas de ultramar, en las siguientes partidas:

De Montevideo se recibieron 607 pesetas con 25 céntimos.

De Puebla se recibieron 507 pesetas con 55 céntimos.

De Mendoza se recibieron 609 pesetas con 85 céntimos.

De La Habana se recibieron 1.102 pesetas con 45 céntimos.

En total 2.827 pesetas con 10 céntimos. Esta cantidad se acuerda, el día 30 de noviembre, entregarla al contratista Sr. San Martín, acto que se efectúa al día siguiente 1 de diciembre.

No se reciben más aportaciones, hasta que el día 22 de mayo de 1903 los señores D. Juan García López y hermanos, de Méjico, remiten la cantidad de 250 pesetas. Debido al tiempo trascurrido sin recibir ninguna otra cantidad, el 31 de mayo, la Comisión decide trasladar el expediente al Ayuntamiento, para que ordene el pago de la cantidad que todavía se adeuda a Don Venancio San Martín.

Finalmente el día 2 de julio de este año 1903, el Ayuntamiento salda la deuda contraída con el Sr. San Martín, entregándole la cifra de 3.515 pesetas con setenta y ocho céntimos, el cual extiende y firma la más eficaz y competente carta de pago.

Juan José Pardo y Pérez Sanjulián

Piantón,Vegadeo, 1955.
Técnico en administración de sistemas informáticos y bases de datos.
Experto en investigación genealógica y paleografía.
Ingresó, en el año 2004, en la Academia Asturiana de Heráldica y Genealogía.

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.