08252019Dom
Last updateMié, 25 Oct 2017 12am

revista g

Piantón y la Vega de Ribadeo. (I)

Publicado en Historia
04 Junio 2007 by

A lo largo de la historia, y todavía hoy, los investigadores más eruditos no se han puesto de acuerdo a la hora de autentificar la identidad de los prehistóricos pobladores del valle del Suarón; Egóvarros (Egovarri Namarini, según Plinio), Cibarcos, Pésicos, Albiones...

El primer testimonio, descubierto hasta la fecha, que prueba fehacientemente la existencia de alguno de estos pueblos, y más importante, de los primeros personajes conocidos y nombrados, entre los cauces de los ríos Porcía y Eo, es la lápida pizarrosa llamada “Estela de Nicer”, hoy en el Museo Arqueológico Provincial de Oviedo, hallada en el año 1932 por Venancio Pérez y Pérez (Venancio da Corredoira), mientras laboreaba, en una finca de La Corredoira.

La inscripción según Andrés Pena Graña, la encabeza un crismón, en el caso que nos ocupa, entre un dibujo del sol y otro de la luna, habituales substitutos en Cristología de Alfa y de Omega. El Crismón XP, que corona el epígrafe, es cristiano y no puede ser anterior al año 314. Corresponde en realidad a un momento muy avanzado del siglo IV, sino ya, del siglo V.

Diferentes investigadores y arqueólogos han estudiado esta lápida con el fin de interpretar sus inscripciones, y aunque no de forma unánime, se acepta que debe leerse del siguiente modo: XP [Chrismón,] NICER CLUTOSI [Nicer hijo de Clutosus] “.)” [del Castro] CARIACA [Cariaca] PRINCIPIS ALBIONUM [(de la Casa del) príncipe de los Albiones] AN (NORUM) [años] LXXV [setenta y cinco] HIC S(ITUS) EST [en este sitio está].


La traducción al castellano actual sería: “AQUI YACE NICER, HIJO DE CLUTOSUS, DEL CASTRO CARIACA, PRINCIPE DE LOS ALBIONES, DE SETENTA Y CINCO AÑOS” (El título de Príncipe de los Albiones corresponde a Clutosus.)


Las primeras referencias escritas, que citan lugares de nuestra geografía local, se hallan en documentos recopilados en el Liber Testamentorum (S. XII) que se conserva en el Archivo Capitular de Oviedo.

Este Libro de los Testamentos, encuadernado en madera forrada de cuero repujado, fue mandado escribir por el Obispo de Oviedo, Pelayo (1101-1153) conocido con el epíteto de falsario, llegando incluso a asociarse su Scriptorim pelagium con una oficina de falsificaciones. Los documentos copiados en el L. Testamentorum, están datados entre los años 812 y 1118 y aunque una parte se consideran falseados y manipulados por interpolaciones interesadas, no por ello dejan de tener un valor documental importantísimo, en el estudio de la diplomática asturiana.

El 20 de Enero del año 905, el rey Alfonso III y su esposa, la reina Jimena añaden, entre otras dotaciones, a la Iglesia de Oviedo el monasterio de San Martín de Pesoz y Santa Colomba. (Fol. 21vº In territorio Pesgos iuxta Cangas monasterium Sancti Martini, cum sua villa integra. Inter Nauia et Oue secus flumen Purzia monasterium fundatum nomine Sancte Columbe... y continúa describiendo sus términos y límites).

En documentos posteriores, se van degranando citas sobre Seares, Tol, Lois, Lantoira, Penouta, Cereixido, y otros topónimos locales.

 En el año 1026, el Conde Piniolus Xemeni y su esposa la comitissa Ildoncia Munionis (fundadores del monasterio de Corias), adquieren la propiedad de la mitad de la Ueiga de Meredo, situada entre los ríos Puronia y Suarone, También aparece citado en esa fecha el Castro de Suaron y la dotación al monasterio de San Martín de Mantares, entre otros bienes, de las villas de Amandi y Uesedo sitas “in Porzune super flumen Suarone” (Fol 54r Libro Registro de Corias).



El 15 de julio del año 1079, Inderquina Gartiaz, en cumplimiento del testamento de su marido Martinus Ueremudiz, da a la Iglesia de Oviedo y a su obispo Arias, los monasterios de San Andrés de Espinereda, San Esteban de Piantón y San Miguel de Luerces, con otras iglesias y bienes diversos. (Fol. 86vº ...Concedo adhuc alium monasterium inter Ouem et Purziam, Sancti Stephani de Priantono, et fuit ipso monasterio de supradictus pater meus...)

A partir de esta fecha no aparece en el L. Testamentorum, otra mención al monasterio de San Esteban de Piantón, aunque por otras fuentes sabemos que a mediados del siglo XII pertenecía a la familia de Fernando Pelagii, que dona cuatro quintas partes de del mismo a Santa María de Lapedo, para ser poblado por monjes “benitos”. (Colección diplomática del monasterio de Belmonte, n.14, pp.88-90 Cfr. A.C. Floriano).

Vuelve la tierra de Suaronem a aparecer citada en el año 1090, con motivo de un pleito que mantenía el conde tinetense Pedro Pelagii y el obispo Arias, en el que se ventilan los derechos de San salvador de Oviedo sobre determinados siervos del occidente astur y en torno al año 1137 se produce la donación de Alfonso VII, el Emperador, a la comunidad de ermitaños asentados, con toda probabilidad con anterioridad a esa fecha, en Villanueva de Oscos. Este monasterio tendrá durante años una estrecha vinculación administrativa con las tierras del Suarón, hasta que obtiene de Fernando II, en 1181, la concesión y el deslinde del coto jurisdiccional de Villanueva de Oscos.

El 2 de Enero de 1154, en las Cortes celebradas en Salamanca, el rey Alfonso VII cedió al obispo Oviedo Martino II y a su Iglesia, entre otros bienes, el castillo del Suarón (...de illo castello de Sueirum quod est intre (sic) fluuium de Oue et fluuium de Nauia...) con todos sus términos, para acabar con el pleito que sostenía con el obispo de Lugo.

El 19 de Enero de ese mismo año se celebró la avenencia entre el obispo de Oviedo, Martinus, y el obispo de Lugo, Iohannis, concediéndole a éste las tierras gallegas sobre las que tenía jurisdicción el de Oviedo, y a aquel “las terras et conceios de Ribadeo et de las Regueras”. (Fol 24rº - 25vº Regla Colorada).

(Aclaración: Al decir “Conceios de Ribadeo” se refiere a las tierras llamadas “Honor del Suarón” comprendidas entre el río Navia y el río Eo, que mas tarde formaron parte del gran concejo de Castropol.)
El 15 de Marzo del año 1298, en Roma, el obispo de Oviedo, Don Fernando, concedió poder y licencia para hacer “pobla” en Castropol, y para poner en ella jueces y otros oficiales, el 21 de Septiembre del año 1300 el concejo jueces y alcaldes de la Pobla de Castropol, reconocen sus obligaciones para con el obispo y a continuación, el 21 de Junio de 1313 se le concede a Castropol el Foro de Benavente, y se delimita exactamente su ubicación territorial. Antes, en el año 1307 se había procedido a repartir, las tierras en “mortuorios” y “quadriellas” y asignarlas entre los vecinos para que las poblaran en plazos fijados, salvo pena de perderlas.

En esta repartición aparecen detallados los nombres y apellidos de los primeros vecinos conocidos, que ocuparon tierras en el valle del Suarón y sus tributarios, apareciendo citados vecinos de Ueyga de Meredo (..e dieronla a donna Eluira e por montanna una de las quatro quadriellas de la Ueyga de Meredo que fué de Moniz Arias.) Montouto, Presno etc.

Juan José Pardo y Pérez Sanjulián

Piantón,Vegadeo, 1955.
Técnico en administración de sistemas informáticos y bases de datos.
Experto en investigación genealógica y paleografía.
Ingresó, en el año 2004, en la Academia Asturiana de Heráldica y Genealogía.

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.